Un niño de 10 años condujo una moto hasta la comisaría y salvó a su madre

La mujer era víctima de una salvaje agresión en un asentamiento de Pichanal. El chico relató incluso que su padre tenía un arma de fuego cargada.

En horas de la noche del domingo un niño de diez años que condujo una motocicleta de 110 cc se presentó en la comisaría de la localidad de Pichanal a pedir por favor que salven a su madre. La mujer contó que fue atacada a culatazos de revólver por su pareja en una vivienda ubicada en Calle San Juan y Antártida Argentina, asentamiento Francini, de Pichanal, en el norte de la provincia.

La noticia del niño y el estado de nerviosismo del mismo hizo suponer lo peor a la guardia policial, por lo que de inmediato se movilizó una patrulla hacia el citado y pobre asentamiento.

El chico fue categórico al afirmar que era su propio padre quien estaba agrediendo de manera salvaje a su madre e incluso señaló que el hombre portaba un arma de fuego al momento de la agresión y el pedido desesperado de ayuda de su madre.

La patrulla de policías llegó casi de inmediato corroborando lo denunciado por el niño y procediendo a intentar detener al hombre que se hallaba fuera de sí.

La presencia policial enojó aún más al hombre, quien sacó de entre sus prendas de vestir un arma de fuego tipo revólver calibre 32 largo con cinco balas y una vaina servida, pero fue reducido de inmediato antes que lograra disparar contra la fuerza del orden.

De la requisa practicada al inmovilizado sujeto se pudo extraer de uno de sus bolsillos 30 balas, procediendo al secuestro de los elementos descriptos y a la detención del violento padre y esposo de 43 años.

La víctima de la agresión, una mujer de 33 años, manifestó a la llegada de la fuerza que fue atacada por su pareja por cuestiones de momento y que además de maltratarla le asestó un golpe con la culata del arma de fuego a la altura de la cabeza, lo que provocó que perdiera el sentido y cayera desvanecida.

La escena previa de malos tratos y la caída de la mujer hizo reaccionar a su hijo de diez años, quien sin pensar tomó la motocicleta y se dirigió a la comisaría a alertar sobre el violento suceso y de esa manera salvar quizá la vida de su madre.

Fuentes policiales aseguraron además que antes del arribo del personal policial, el violento padre había efectuado un disparo al aire.

Minutos después una ambulancia del hospital local efectuó el traslado de la mujer lesionada, diagnosticando hematoma en cuero cabelludo, región tronco occipital.

La fiscal de Pichanal y el Juzgado de Garantía en turno ordenaron la detención del acusado y su imputación bajo cargos que se están evaluando, tras la investigación ordenada por la fiscalía.