Firmaron el convenio «Unir Saberes contra el hambre»

Mediante esta iniciativa se implementarán tareas de investigación, formación y elaboración de estrategias que mejoren la calidad nutricional en la población salteña, especialmente en comunidades originarias y criollas de la zona de emergencia.

A partir de este convenio, se estableció el marco de colaboración que tiene por objetivo la generación de sinergia entre el sector público, las organizaciones de la sociedad civil, instituciones académicas, universidades, organismos de cooperación y el sector privado para acompañar desde lo inmediato con formación e investigación, estrategias concretas que promuevan la mejora de la calidad nutricional, las políticas públicas de alimentación que se implementan desde el Estado y el acceso a la alimentación, desde el marco de la promoción de la salud y el desarrollo social. 

El acuerdo fue firmado por la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa; el ministro de Salud Pública, José Esteban; el ministro de Educación, Matías Cánepa, mientras que por la Asociación Civil Saberes, rubricó su presidente Eduardo Luther, y por último en representación del Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas (Cemic) “Norberto Quirno” acompañó de manera virtual Sergio Solmesky, quien refrendará el convenio en los próximos días.

El trabajo propuesto por el Programa representa la continuidad del registro y análisis de datos recolectados por diversos programas que se ejecutan desde Desarrollo Social, para brindar contención y asistencia alimentaria y continúan realizándose. A partir del procesamiento de esa información, se pretende generar políticas sobre una base concreta, referente a gustos, costumbres y características geográficas vinculadas a la alimentación de cada una de las regiones y comunidades, partiendo de la valoración de las prácticas culturales locales tendientes al bienestar y la salud integral.

«Unir saberes contra el hambre» establece cuatro ejes de trabajo: formación e investigación en lo referente al fortalecimiento institucional por un lado, y en cuanto a las intervenciones de redes de articulación, la implementación y asistencia por parte del Estado.

El programa es una iniciativa operativa y territorial para el acompañamiento comunitario, y tiene como prioridad promover el acceso a la alimentación, desde el marco de la promoción de la salud y el desarrollo social. Desde esta línea de trabajo, promueve la intervención en particular en los departamentos Rivadavia, General San Martín y Orán, declarados en emergencia sociosanitaria.

También promueve la formación de referentes sociales en políticas alimentarias como por ejemplo la contención con módulos alimentarios, Tarjeta Alimentar, comedores y merenderos; así como la implementación y capacitación en huertas escolares a equipos docentes,directivos,auxiliares y familias y por último la asistencia y capacitación a referentes de salud y comunitarios en el diagnóstico y derivación temprana de la desnutrición aguda en la población infantil. 

Al momento de hacer uso de la palabra, la ministra Verónica Figueroa repasó cómo se gestó la propuesta, a partir del trabajo realizado por diversas áreas ministeriales el último año y luego sostuvo que el objetivo de «Unir Saberes contra el Hambre» es «hacer un análisis con rigor científico en toda la provincia, de la mano de organizaciones sociales con trayectoria en una propuesta enriquecedora, para poder mejorar tres instancias: el acceso al alimento, la calidad y su producción». Finalmente, indicó que se van a invitar a otros actores a ser parte de la iniciativa, habilitando la posibilidad de que sumen en otras instancias de este programa.

Por otro lado el presidente de la Asociación Saberes, Eduardo Luther, resaltó la articulación entre Estado y organizaciones sociales e indicó que «la diversidad que tenemos, va a enriquecernos en el trabajo», mientras que el representante del Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas (CEMIC), Sergio Solmesky, sostuvo que es obligación de la sociedad acompañar a las poblaciones vulnerables.

En tanto que el rector de la Unsa, Víctor Claros indicó: «Creemos que tenemos la obligación de participar en estas iniciativas que están dirigidas a la comunidad y a las zonas más vulnerables» y luego señaló el apoyo que puede brindar la institución educativa desde distintas cátedras existentes». https://www.youtube.com/embed/978R73JMRPU

Respecto a la iniciativa, el ministro Juan José Esteban, destacó la importancia del trabajo articulado para generar mejores condiciones en la alimentación de la población. Por su parte, Cánepa indicó que «acompañamos una acción del ministerio que consideramos muy valiosa: trabajar en cómo podemos mejorar la nutrición de nuestros chicos y familias, lo que también repercute en que los chicos reciban mejor educación».