Desbaratan una banda con múltiples causas delictivas

Desde junio acumularon distintos atracos en esta ciudad, todos caratulados como robo calificado.

Cuatro hechos de inseguridad en el lapso de un mes aproximadamente se produjeron en esta ciudad. Los atracadores pertenecían a una banda que se dedicaba a la sustracción de distintos elementos. Cinco hombres fueron acusados de robo calificado por haber estado armados al momento del delito, además de perpetrar los delitos en poblado y en banda, y puestos a disposición de la fiscalía actuante.

Las causas por las que desde el Juzgado de Garantías de 6ta Nominación ordenaron distintos allanamientos están vinculadas a los delitos de robo calificado con arma, en poblado y en banda; robo simple, robo calificado con arma, robo calificado con arma, en poblado y en banda. Tras producirse los hechos os diferentes damnificados realizaron las denuncias correspondientes.

Los hechos delictivos tienen un nivel de violencia importante, en el primero ocurrido a principios de junio en la calle Ituzaingó y Astigueta, un hombre que se trasladaba a bordo de una motocicleta fue sorprendido por los delincuentes, quienes lo agredieron físicamente y se llevaron el rodado, una campera y las zapatillas. Pese a la violencia recibida el damnificado no sufrió mayores daños que el robo de sus pertenencias.

En el segundo atraco un remisero detuvo el rodado para trasladar a un hombre, quien solicitó ir hasta la plaza ubicada en el barrio Ceferino, antes de llegar a destino este último forcejeó con el chofer del transporte intentando quedarse con las llaves del remise y un teléfono celular. El remisero logró conservar las llaves y salir a toda velocidad, luego identificó al asaltante como un tal «Ututo».

Otro de los damnificados fue sorprendido por este último ladrón, «Ututo», en la intersección de calles Damián Torino y Córdoba; según el denunciante, mientras transitaba de forma peatonal fue amenazado con un arma blanca y ante el peligro de recibir un puntazo tuvo que entregar el teléfono celular.

El último de los robos producido en el mismo mes (julio) ocurrió en las calles Ituzaingó y Juan Carlos Dávalos. La víctima viajaba en motocicleta cuando fue interceptada por dos hombres quienes intentaron agredirlo con un cuchillo y le terminaron robando la moto.

A raíz de las denuncias los investigadores salteños salieron en busca de los causantes, logrando identificar al tal «Ututo» y luego al resto de los integrantes. Al recibir la orden del magistrado interviniente realizaron los allanamientos en los domicilios donde solían frecuentar los sospechosos.

Las casas allanadas, la mayoría ubicadas en la zona de El Bajo, los efectivos lograron secuestrar elementos que habrían sido robados como partes de motocicletas (llantas, suspensiones, tanques de combustibles, etc.), secuestro de motocicletas 110cc, farolas de hierro y otros objetos.

A raíz de la investigación desplegada por la Policía de la Provincia en conjunto con las áreas investigativas se logró desbaratar una importante y peligrosa banda de delincuentes que se dedicaban a seguir los rastros de sus víctimas para sorprenderlas y perpetrar el robo.