Un tucumano dirigía desde una cárcel salteña una peligrosa banda: hay cuatro detenidos

Algunos de los integrantes tenían pedido de captura y estaban prófugos en Salta. Desde la Policía aseguran que planeaban un robo millonario en los próximos días.

Con la detención de dos mujeres salteñas que operaban en el centro de la Capital bajo la modalidad “mecheras”, la Policía de la Provincia desarticuló una peligrosa banda de delincuentes tucumano -cuyo cabecilla estaba detenido- y secuestró cuatro armas.

Las investigaciones iniciaron el 4 de octubre cuando dos mujeres fueron detenidas en la esquina de avenida San Martín y Pellegrini acusadas de varios robos. A pedido del fiscal penal N°6, Horacio Córdoba, la división Delitos contra la Propiedad -dependiente de la Dirección General de Investigaciones- inició las averiguaciones de antecedentes de las detenidas y descubrió una peligrosa conexión con la banda.

En las actuaciones la Policía descubrió que las mujeres tenían contacto con un tal “Tucumano Jaime”, señalado como el supuesto cabecilla de la banda de delincuentes. Está detenido en la Unidad Carcelaria N°7, a un costado de la ruta 26, en la zona sur de la ciudad, cumpliendo una condena por robo calificado. Sin embargo gozaba de ciertos beneficios: accedía a salidas diarias de 7 a 19, a excepción de feriados y fines de semana.

Los investigadores determinaron que durante las salidas, Jaime conoció a las mujeres y estas habrían actuado bajo sus órdenes. Pero además se supo que tres hombres más integraban la banda que se dedicaba a violentos robos a quienes se les adjudican 50 delitos en la provincia de Tucumán. De hecho, dos de ellos tenían pedido de captura dictado por la Justicia de la vecina provincia y de Jujuy. Los delincuentes estaban prófugos y operaban en Salta.

La conexión entre las mujeres y la banda fue clave y con todas las pruebas recabas, la Policía realizó este martes varios allanamientos en los barrios Solidaridad y Finca Independencia. Allí detuvieron al “Tucumano Jaime”, detuvo a sus tres cómplices y secuestró cuatro pistolas calibre 9mm.

Desde la Policía indicaron que la detención de la banda fue clave porque planeaban un robo millonario que se cometería en una cadena de frigoríficos, en los próximos días.