Caso Esper: el stripper negó una relación sentimental con la víctima

morcillo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la segunda jornada del juicio por el crimen del profesor Diego Esper, Cristian Morcillo Castillo negó cualquier vinculación con el crimen. Se vivieron momentos emotivos con la declaración de los familiares de Esper.

En la Sala IV del Tribunal de Juicio de Ciudad Judicial, se llevó a cabo ayer la segunda jornada del juicio en la causa por el crimen de Diego Esper, muerto a golpes en su departamento céntrico en septiembre de 2010.

Los testimonios de María Jesús Esper Sánchez, hermana de la víctima y Francisco Miguel Esper, padre, acapararon la atención de la jornada cuando describieron el momento en que hallaron sin vida a Diego. «A penas puse la llave en la cerradura sentí el olor y me imaginé lo peor. Encontré a mi hijo muerto», recordó con dolor Francisco.”El estaba boca abajo en la cama, desnudo. Había sangre en la pared. Pensé que se podía hacer algo y llamé a la ambulancia», agregó su hermana.

Ambos comentaron que desconocían la actividad paralela que Esper desarrollaba. Fue recién después de su muerte que lo relacionaron con un grupo de strippers. María dijo que la noche del crimen había estado en el boliche Canopus, donde lo cruzó a Cristian Morcillo, a quien dijo solo conocer «de vista» por ser ambos de Tartagal.

En su búsqueda desesperada por recabar información, unos amigos de Esper le contaron después que Morcillo «tenía las llaves de su departamento», además de tener «una relación» con la víctima.
Finalmente el stripper Morcillo, imputado por encubrimiento, pidió la palabra y negó haber mantenido con la víctima una relación sentimental, asegurando que habían sido solo amigos. Dijo que estaba en Tartagal cuando un amigo lo llamó para darle la noticia, que lo dejó “consternado”.
Frente a su relato los magistrados le preguntaron por qué ese fin de semana él decidió hacer un show por su cuenta cuando antes había dicho que formaba parte de un equipo dirigido por Esper. Su respuesta no convenció a los jueces.