Caso Esper: Crece la hipótesis de una relación amorosa con Morcillo

morcillo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El portero del edificio donde la víctima vivía, aseguró que veía a Morcillo salir del departamento por las noches y por las mañanas y que los cruzó juntos en una Marcha del Orgullo Gay.

En el cuarto día de audiencias en el juicio por el asesinato de Diego Esper, le tocó el turno de declarar a Eduardo López, quien trabajaba como portero en el edificio donde vivía y fue hallado muerto el profesor.
Lo primero que hizo López fue contar que es homosexual, y que por ser “del ambiente” conocía tanto a Esper como a Cristian Morcillo, el imputado por encubrimiento.
“Lo vi salir de noche y por la mañana en varias oportunidades”, recordó. Comentó además que conocía a algunos amigos de Esper, que alguna vez habían ido juntos a un boliche y que hasta se habían cruzado en una Marcha del Orgullo Gay, ocasión en la que la víctima estaba acompañado por Morcillo. Asimismo señaló que siempre sospechó que eran pareja, aunque nunca llegó a verlos en una situación que lo confirmara.
Más tarde declaró Gimena Núñez, quien en esa época prestaba servicios en el cuerpo de Inteligencia de la Policía de Salta y dio detalles acerca de cómo llegaron a dar con el principal imputado, Benjamín Suárez, a través del rastreo de distintos soportes tecnológicos.
Hoy seguirán los testimonios en la Sala IV del Tribunal de Juicio.