El lunes comienza el juicio por abuso sexual contra el hijo de Mario Teruel

En una de las causas está acusado de abuso sexual contra una menor de 13 años por mediar engaño. En la segunda causa, Teruel está imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas, en coautoría con Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán.

Está previsto que la audiencia de debate se desarrolle a partir de este lunes 27 de septiembre y se extienda hasta al 15 de octubre. La primera jornada iniciará a las 9, en el Salón de Grandes Juicios del Poder Judicial.

La audiencia estará a cargo de la Sala III del Tribunal de Juicio, presidido por la jueza Carolina Sanguedolce y con la vocalía de los jueces María Gabriela González y Pablo Farah.

En la primera causa y tomando en cuenta la existencia de elementos probatorios obtenidos de la investigación a través de pericias psicológicas y psiquiátricas, declaraciones testimoniales, exámenes médicos, análisis telefónicos e informes de inspección ocular, pudo establecerse que Teruel habría cometido diversos hechos de abuso sexual en perjuicio de una niña, cuando ésta tenía 10 años y en más de una oportunidad, aprovechando que la víctima frecuentaba su casa para jugar con un familiar.

En la segunda causa, el fiscal penal Federico Obeid atribuyó la calidad de coautores a Marco Lautaro Teruel, Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas.

La imputación se originó en la denuncia de una mujer que relató que durante el verano de 2014, cuando tenía 19 años, fue abusada sexualmente por Marcos Lautaro Teruel, en el domicilio del acusado.

En tanto, Rodríguez y Farfán habrían participado, según la valoración a la que arribó Obeid, después de analizar numerosos elementos incorporados a la investigación a través de las declaraciones testimoniales, inspecciones oculares, pericias psicológicas, exámenes médicos e inspecciones en teléfonos computadoras y redes sociales de la víctima y los imputados.