Se hacía pasar por asistente terapéutico y maltrataba a dos ancianos

La mujer fue denunciada por los familiares de los septuagenarios y el rápido accionar de los investigadores permitió que los ancianos sean rescatados.

La mujer se hacía pasar por pareja del abuelo de 71 años y decía ser «asistente terapéutica» para instalarse en la vivienda y hacerles pasar por un calvario. Desde violencia física hasta estafas sacando préstamos y adueñándose del dinero de la jubilación. Durante un año se instaló en la vivienda.

La intervención de asistentes sociales permitió que se constataren las lesiones en los brazos y miembros inferiores. Además se les privó de la documentación y las tarjetas de crédito que hacía uso la victimaria.

Rápido accionar

A partir de la denuncia, la Unidad de Investigaciones del CIF actuó para resguardar la integridad física, psíquica, emocional y económica de los dos adultos mayores sometidos a maltratos.

El procurador General, Dr. Abel Cornejo, fue quien tomó la rápida decisión de destinar todos los recursos para que la Unidad Especial del CIF realizara la investigación.

Cabe destacar que las personas mayores no suelen denunciar sus situaciones de maltrato, y es por eso que el silencio (no solamente el de las víctimas, sino también de quienes tienen responsabilidad de intervenir) es cómplice de los malos tratos. Existe así, un círculo de silencio, de ignorancia y de vulnerabilidad, que exige el debido compromiso de los organismos responsables.