“Le gustaba progresar” y compró un auto deportivo: lo mataron de un tiro para robárselo

Alan, de 20 años, recibió un balazo en el pecho tres días después de comprar el auto. Estaba en su casa con su novia. Sucedió en La Tablada, Buenos Aires.

La inseguridad preocupa cada día más y los casos de asaltos fatales no paran de multiplicarse. Esta vez, un joven de La Tablada, en el Conurbano bonaerense, sufrió la furia de los delincuentes.

Alan Lautaro Bravo, de 20 años, se había comprado un auto deportivo (un Peugeot RCZ) hace tres días. El sábado a la medianoche, ladrones lo sorprendieron en la puerta de su casa mientras compartía un momento con un amigo y su novia.

Al ver a los dos ladrones armados, el joven intentó subirse al auto y evitar que se lo lleven. En segundos, según relató el amigo que vio todo desde la casa, recibió un disparo en el pecho: el balazo entró por el lado izquierdo del tórax y salió por la espalda.

«Nunca dejes de soñar»

A los 18 años, Alan se había ido a vivir solo. Para mantenerse, trabajaba con su hermano en una empresa de transportes.

Fanático de los autos, tras mudarse a un departamento había comprado su primer vehículo: un Citroën DS3. Casualmente, también habían querido robárselo.

Al cambiar el Citroën por el Peugeot, había compartido su alegría en Facebook. «Nunca dejes de soñar y de creer en tus sueños. Bienvenido», publicó un día después de comprar el auto y dos días antes de morir.

«Últimamente vivía trabajando. Se levantaba a las 5 de la mañana, todo para juntar la plata y comprarse ese auto. Era muy solidario, colaboraba con las ollas populares del barrio para ayudar a la gente que la pasó mal durante la pandemia, contaron desde su entorno a Clarín.

Las fuentes lo describieron como alguien a quien «le gustaba progresar» y que tenía «un montón de proyectos». «Que en paz descanses sobrino. Y a los que te cortaron las alas, que Dios y el peso de la justicia caiga sobre ellos. Porque fuiste un pibe trabajador y tenías lo que con sacrificio te costó. Justicia», publicó en las redes sociales Mónica, tía del muchacho.