Falleció el paciente al que un juez ordenó administrarle dióxido de cloro

El hombre estaba internado en grave estado. Un juez ordenó en un fallo que se le administrara la sustancia, que no está aprobada para uso medicinal, tras un pedido de su familia ante la justicia.

“No es para tratamiento, es un producto de limpieza. Bajo ningún punto de vista médico se puede argumentar administrar esto a un paciente ”, denunció Rosa Reina, presidenta de la Sociedad Argentina de Cuidados Intensivos, sobre la aplicación de dióxido de cloro a un paciente. Oscar Jorge García Rúa tenía 92 años y murió ayer tras contraer coronavirus. Días atrás, la Justicia Federal había ordenado al Sanatorio Otamendi suministrarle dicha sustancia luego de la medida cautelar presentada por la familia del paciente.

Mientras se estudian las causas de su muerte, Ignacio Maglio, presidente del Comité de Bioética de la Fundación Huésped y asesor del Ministerio de Salud, calificó la sentencia del juez Javier Pico Terrero de “mala praxis judicial”.

“Fue un caso terrible, el dióxido de cloro no tiene ningún estudio en el mundo que demuestre que se puede usar como droga”, declaró Reina y agregó: “Es terrible que quieran imponer, a través de la Justicia, a los médicos aplicar algo que no tiene ninguna indicación ”.

El presidente de la SATI dijo que han recibido a pacientes que ingirieron accidentalmente el producto y afirmó que “provoca lesiones muy graves en el sistema digestivo y afecta otros órganos.