A 5 años del femicidio de Rebeca Anahí Girón imputaron a un hombre

El informe de autopsia reveló que falleció por asfixia por estrangulamiento. La víctima era una joven de 17 años que se encontraba en situación de calle y padecía adicciones.

El hallazgo del cuerpo de la joven de 17 años se produjo el 23 de setiembre de 2015 en una vivienda abandonada, ubicada en pasaje Madre Teresa de Calcuta y Manuela G. de Todd de Villa Angelita.

Luego de más de cinco años, finalmente un hombre fue imputado por el femicidio de una joven de 17 años . Las fuentes judiciales confirmaron que se trata de Hernán Nicolás Viveros que, en septiembre de 2015, encontró el cuerpo de la joven asesinada y no lo reportó a la policía.

La hipótesis de la fiscalía es que el hombre se aprovechó de la indefensión de la víctima, que era se encontraba en situación de calle, abusó de ella y -tras un violento ataque- la mató.

Este jueves, el fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ramiro Ramos Ossorio, imputó a Viveros por el delito de homicidio calificado por mediar violencia de género en perjuicio de Rebeca Anahí Girón.

La Unidad Especial de Investigaciones realizó un informe de intervención en la causa, donde analizó entrevistas, declaraciones y elementos recogidos y pudo detectar inconsistencias en la actividad de los hombres que estaban presentes en el lugar donde se encontró el cuerpo de Girón.

Se identificó a los tres hombres que estuvieron en la vivienda abandonada y se estableció que Viveros fue quien entró el lugar exacto donde se encontraba el cuerpo. Además se detectó que en todo momento su intención fue la de desviar la investigación hacia otras personas, sin poder explicar el motivo por el que concurrieron a ese lugar.

De la investigación surgió también que el hallazgo fue “propiciado” y presentado de manera presuntamente accidental por el acusado, que además omitió dar cuenta a las autoridades. Tras la imputación de Viveros, desde la Fiscalía se pidió que se mantenga su detención.