El Gobierno oficializó el aumento del salario mínimo en tres tramos

El incremento había sido acordado días atrás durante una reunión virtual de la que participaron funcionarios y representantes del sector gremial y empresarial

Tal como había adelantado Infobae hace una semana, el Gobierno decidió aumentar en tres tramos el salario mínimo, vital y móvil, que en marzo del año que viene llegará a los 21.600 pesos. Así quedó establecido con la publicación en el Boletín Oficial de la Resolución 4/2020.

El documento, firmado por el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni, detalló que el incremento alcanzará a todos los empleados que se encuentre dentro del Régimen de Contrato, incluidos los agrarios y los de la Administración Pública Nacional y de todas las entidades y organismo del Estado Nacional.

Según el cronograma planteado, a partir del primero de octubre próximo el sueldo básico será de $18.900 mensuales para aquellos que cumplan una jornada laboral completa, y de $94,50 para los jornaleros. Desde el primero de diciembre, esas sumas pasarán a ser de 20.587,50 y 102,94 pesos, respectivamente.

El último aumento previsto por el momento se hará efectivo a partir del primero de marzo del 2021, cuando el salario mínimo por mes para los trabajadores de tiempo completo se fijará en $21.600 y el de los jornalizados, en 108 pesos por hora.

Por otra parte, el Poder Ejecutivo también confirmó una actualización de los montos mínimo y máximo de las prestaciones por desempleo, los cuales desde este lunes son de 6.000 y 10.000 pesos, respectivamente.

La propuesta de estos aumentos fue analizada la semana pasada por el sector empresarial, dos de las centrales obreras y el Ministerio de Trabajo durante la reunión del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, que deliberó durante casi cuatro horas de manera virtual.

Al comienzo de la videoconferencia, la Unión Industrial Argentina (UIA) planteó un 23% de incremento, mientras que la CGT y la CTA oficialista reclamaron un 30 por ciento. Luego de la intervención del ministro Moroni, se pudo llegar a la cifra consensuada del 28% en tres tramos. El acuerdo incluye el compromiso de reunirse en abril a revisar el incremento pactado.

La postura fue rechazada en aquella oportunidad únicamente por el titular de la CTA Autónoma, Ricardo Peidró, quien advirtió que en esas condiciones no podían participar como una entidad suplente y les advirtió a los presentes en el Zoom: “Ustedes tienen miedo de una voz disonante en medio de la crisis económica”.

Por el empresariado, participaron de la discusión a distancia la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara Argentina de Comercio (CAC), la Cámara de la Construcción (CAMARCO) y las principales entidades del agro.

Entre los considerando de la Resolución publicada este lunes, el Gobierno hizo referencia justamente a esa reunión, convocada para el 14 de octubre pasado, y de la que participaron representantes “tanto del sector empleador como del sector trabajador”.

En este sentido, se remarcó que el salario mínimo debe ser definido por el mencionado Consejo Nacional, “teniendo en cuenta los datos de la situación socioeconómica, los objetivos del instituto y la razonabilidad de la adecuación entre ambos”.

La ley establece que este ingreso básico “debe asegurar alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión”, un objetivo que con los años se fue desdibujando porque se transformó sólo en un valor de referencia.

Según datos del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, “en los hechos son muy pocos los trabajadores registrados» que cobran estos montos oficiales, ya que los convenios colectivos prevén sueldos mínimos «que están por encima de dicha suma”.