El fiscal Dantur y el policía Vizgarra siguen imputados

Hicieron lugar a las apelaciones. Además, aceptaron la recusación del juez Guzmán.

En la causa contra el comisario Walter Mamaní y cuatro de los policías que estaban a su cargo en la subcomisaría de El Dorado, en Apolinario Saravia, el juez de la Sala I del Tribunal de Impugnación, Luciano Martini, hizo lugar a los recursos de apelación presentados por la fiscal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, y el querellante de la familia de la víctima, doctor Patricio Diez, dejando sin efecto dos puntos que había resuelto el Juzgado de Garantías de Primera Nominación de Anta, a cargo de Héctor Guzmán.

La fiscal y la querella apelaron la declaración de nulidad respecto del decreto de imputación en contra de Franco Vizcarra que había declarado Guzmán, apelación que fue aceptada por la Sala I. También hicieron lugar a las imputaciones en contra del auxiliar fiscal Sergio Dantur. En ese sentido las dos imputaciones quedaron firmes y serán llevadas a cabo en la acusación de la representante del Ministerio Público Fiscal.

Acerca de la prisión preventiva del cabo Vizgarra, el juez de la Sala I no se expidió señalando que el pedido deberá ser planteado de nuevo. Acerca de los falsos testimonios de la madre de Luciano Diez, víctima, y dos de sus amigos testigos presenciales del hecho, el juez señaló que se corra vista a la Fiscalía, desde donde no formularán imputaciones por esos presuntos falsos testimonios porque entienden que allí radica la base de sus acusaciones.

El comisario Walter Exequiel Mamaní está acusado por abuso de armas agravado y privación ilegítima de la libertad en perjuicio de Luciano Diez, el joven al que la madrugada del 28 de junio amedrentó junto a otros efectivos, según la acusación fiscal. Con Mamaní están imputados Juan Francisco Giménez, Sergio Luis Carlos Argañaraz, Julia Antolina Díaz, todos efectivos policiales. Ahora también estarán Vizgarra y el auxiliar fiscal Dantur, quien habría brindado -filtrado- información al principal acusado, el comisario Mamaní.

Recusaron al juez

En otro orden, los jueces Luciano Martini y Ramón Medina, de la Sala I del Tribunal de Impugnación, hicieron lugar a la recusación planteada por el querellante y dispusieron que el juez de origen, Héctor Guzmán, remita la causa a otro magistrado. Es decir, el actual juez deberá apartarse de la causa. Tanto la fiscal de DDHH como el querellante recusaron a Guzmán por entender que fue «arbitrario» en varias de sus decisiones respecto a su resolución.