Barcelona debuta en Champions tras la debacle ante el Bayern

El conjunto azulgrana buscará comenzar su camino con el pie derecho. Tras recibir al Ferencvaros en el Camp Nou, se medirán ante el Real Madrid y posteriormente viajarán a Turín para enfrentar a la Juventus

Después de cosechar su primera derrota en la temporada ante el Getafe, el Barcelona pondrá primera en la Champions League 2020-21 ante el Ferencvaros de Hungría en un Camp Nou que finalmente no podrá contar con asistencia de público, opción que se barajó por un momento pero que fue desestimada por la Generalitat de Cataluña a través de un comunicado.

Ésta será una oportunidad para reivindicar los ánimos después del empate (contra el Sevilla) y la caída por liga (Con el Getafe) ya que, a priori, los azulgrana son los candidatos a llevarse el encuentro.

A su vez, ésta nueva edición también será una ocasión para redimirse de la última, en la que cayó por un histórico 8-2 ante el Bayern Múnich, goleada que convirtió en la gota que rebalsó el vaso y decantó en una profunda reestructuración de la plantilla.

Con la seguidilla de partidos importantes que tendrá el conjunto culé (con el clásico español y la Juventus en el horizonte) no se descarta que Koeman haga rotaciones en la plantilla.

El portero Marc André ter Stegen, los defensas Jordi Alba y Samuel Umtiti y el centrocampista Matheus Fernandes siguen siendo baja por lesión. La más sensible es la de Alba, pues el equipo se sigue huérfano de lateral izquierdo.

De nuevo, la opción de Sergiño Dest para ocupar este carril a pierna cambiada, antes que Junior Firpo, y que Sergi Roberto ocupe el lateral derecho parece la más probable.

Gerard Piqué y Clement Lenglet volverán a formar el eje de la defensa y, en el doble pivote, Koeman podría mantener a Frenkie de Jong pero dar descanso a Sergio Busquets, lo que abriría las puertas de la titularidad a Miralem Pjanic.

Por delante, Philippe Coutinho y Ansu Fati podrían regresar al once en detrimento de Pedri González y Ousmana Dembéle. El tridente ofensivo lo completaría, un partido más, Antoine Griezmann por la derecha, con Leo Messi con libertad por todo el flanco de ataque como falso ‘9’.

Por su parte, el Ferencvaros vuelve a la Liga de Campeones tras 25 años de ausencia y lo hace tras ganar al Kisvárda (2-0) en la Liga de su país. El ‘Fradi’, como llaman los aficionados al equipo más popular de Hungría, ya considera como éxito su retorno a esta fase del fútbol europeo después de la temporada de 1995-1996.

El escenario no le será extraño al entrenador ucraniano Szergei Rebrov, que disputó varios partidos contra el Barca cuando era jugador activo en el Dinamo Kiev y hasta marcó goles contra el cuadro azulgrana en 1993 y 1997.