San Juan suspendió las clases por casos de COVID-19

Hace menos de dos semanas la provincia de San Juan fue pionera en el regreso a las clases presenciales en distritos en Fase 5, y ahora es la primera en dar marcha atrás.

El calendario de retornos parciales activado este mes en tres provincias tuvo su primer retroceso concreto, con la decisión de San Juan de suspender por 7 días la actividad en las aulas en cuatro departamentos ante la aparición de casos de coronavirus. Fue tras la confirmación en la noche del miércoles de cuatro contagios sin nexo epidemiológico entre ellos -luego escalaron a 35- en Caucete, que ante la sospecha de circulación viral entró en fase de estricto aislamiento. Hasta ese día, la Provincia tenía en su historial sólo 22 casos, el menor score del país.

La postal cuyana mostró en los hechos el manejo valvular -con avances y retrocesos- que le impondrá la pandemia al diagrama de regresos escalonados a las escuelas, cuyo paso a paso es consensuado entre el Ministerio de Educación nacional y los gobernadores. “Le expresé al gobernador Sergio Uñac mi respaldo en la suspensión de las clases presenciales en Caucete y municipios aledaños por los casos de COVID-19 registrados en la zona; en cada decisión priorizamos el cuidado de la salud de toda nuestra comunidad educativa”, enfatizó este jueves el ministro Nicolás Trotta, tras una reunión virtual con el mandatario. No fue el único contacto con gobernadores: entre el cierre del miércoles y este jueves Trotta encadenó un cara a cara remoto o presencial, según el caso, con el chaqueño Jorge Capitanich, el santiagueño Gerardo Zamora, el misionero Oscar Herrera Ahuad y el neuquino Omar Gutiérrez.

Las agendas giraron en torno a la continuidad pedagógica, el retorno a las escuelas cuando las condiciones epidemiológicas lo permitan. y la asistencia de Nación. Pero las fotos además actuaron en los hechos como un blindaje de gestión, marcada por la búsqueda de consensos, tras el paso al costado dado por la segunda de la cartera, Adriana Puiggrós.