La muerte de Fabián Gutiérrez reaviva la grieta entre oficialismo y oposición

El asesinato del empresario abrió el fuego cruzado. Alfredo Cornejo presidente de la UCR  disparó nuevamente contra Balcarce 50, mientras que el Gobierno insiste en un “clima destituyente”.

Mientras la Justicia avanza en la investigación por la muerte del ex secretario de Cristina Kirchner, Fabián Gutiérrez, el arco político sigue tomando posición. El comunicado de Juntos por el Cambio (con la firma de los presidentes del PRO, UCR y CC) exigiendo que la causa pase a manos federales fue el punto de inflexión que también dejó atónitos a dirigentes opositores.

Alfredo Cornejo, presidente de la Unión Cívica Radical, mantiene su postura: “No me tomo muy en serio las voces oficiales”. El ex gobernador de Mendoza -y quien intenta liderar la oposición- dijo ser “mucho más prudentes de lo que fueron ellos con Maldonado”“Este gobierno es ingrato con la oposición”, agregó, argumentando que el presidente “manipuló” la lectura del escrito.

En comunicación con «Y ahora quién podrá ayudarnos», por Radio con Vos, el actual diputado dijo que si alguien de Juntos por el Cambio criticó el documento “fue en off. A mí nadie me manifestó una opinión crítica”.

Quien no habló en off y manifestó su posición en contra del documento fue Nicolás Massot, ex diputado y quien se desvinculó del macrismo en los últimos meses de gestión. “No me representa la idea de que el gobierno mandó a matar a Fabián Gutiérrez”, sentenció.

“Usted vinculó a nuestro gobierno con (Santiago) Maldonado”, habían sido las palabras de Patricia Bullrich contra Alberto Fernández. La ex ministra de Seguridad es hoy la presidenta del PRO. El presidente, que tildó de “canallesco” el comunicado de Juntos por el Cambio, aclaró que las voces de Santiago Cafiero y de Wado de Pedro, quienes comunicaron su postura a través de las redes sociales, “son las voces de todo el gobierno”, dejando en claro que Cristina Fernández de Kirchner también se encolumna en esas palabras.

«Plan de una minoría»

El titular del Partido Justicialista, José Luis Gioja, también se metió en la discusión política al repudiar a la oposición por “querer generar historias que compliquen al Gobierno, una especie de Nisman 2″.

«Esto es repudiable, es un plan de una minoría, porque ni siquiera es toda la oposición. Han tratado de buscar carroña en un hecho policial, donde era más que claro que este hecho no tiene nada que ver con las declaraciones (judiciales) de Gutiérrez y tienen que ver quizás con la vida privada de él”, dijo el ex gobernador sanjuanino en diálogo con “El Destape Radio”.

Por su parte, el diputado Eduardo Valdés y el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, fueron otros de los dirigentes del oficialismo que criticaron al sector opositor.