Imputan al camionero de Orán por propagación de coronavirus

En una audiencia, prevista para hoy al mediodía, la sede fiscal federal descentralizada de Orán presentará una acusación formal contra el joven camionero de esa ciudad por el delito de propagación de una «enfermedad peligrosa».

Este delito está contemplado en el artículo 202 del Código Penal, el que prevé una pena máxima de hasta 15 años de prisión.

Ayer, el camionero fue dado de alta e inmediatamente fue notificado del pedido de la fiscalía a fin de que quede bajo prisión domiciliaria, instancia previa a la formalización de la imputación penal.

La medida fue avalada por el juez federal de Garantías, Gustavo Montoya, quien interviene en el caso.

Como se sabe, el camionero acompañó a otro de Jujuy, quien lo había contratado como ayudante para un raid de carga y descarga de alimentos en distintos puntos del país, entre ellos Buenos Aires, Santa Fe, donde se contagiaron con el virus, para luego regresar a sus ciudades.

El 27 de mayo pasado, el joven arribó a Orán, donde lejos de mantener en cuarentena aislado de terceros, mantuvo contacto con familiares y otros vecinos amigos, lo que derivó en el contagio de, al menos, otras cuatro personas en Orán.

El 29 de mayo, se conoció oficialmente que el test realizado al camionero dio positivo, por los se dispuso su aislamiento en un hospital de esa ciudad, como así también del resto de las personas con las cuales mantuvo contacto.

La situación, más allá de enardecer a los oranenses por la conducta desaprensiva del camionero al no seguir el protocolo y evitar el contacto con otras personas, puso a la ciudad en alerta máxima y obligó a sus autoridades a retrotraer las medidas de emergencia sanitaria, entre ellas la cuarentena obligatoria para toda la ciudad, entre otras.

Superada la situación, la Justicia espera avanzar con el proceso penal en contra del camionero.