Abusó de su hijastro con retraso madurativo

El fiscal penal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Sergio Federico Obeid, requirió ante el juzgado de Garantías 5 la elevación a juicio de la causa que tiene como imputado a un hombre de 43 años, acusado del delito de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización agravado por la guarda y por ser cometido contra un menor de 18 años, aprovechando la situación de convivencia preexistente.

El fiscal Obeid sostuvo en el requerimiento que se encuentra acreditado que el imputado atentó contra la integridad sexual del menor, al desplegar actos de contenido esencialmente sexual en contra de su voluntad.

El menor, que padece retraso madurativo, tenía 13 años en el momento de los hechos ocurridos a fines de 2018.
Según consta en las actuaciones, aun en época de clases y durante un fin de semana al estar el menor en su casa jugando con el celular es su cama, el imputado cerró la puerta de la habitación, guardó la llave en su bolsillo y sometió a la víctima menoscabando su integridad sexual.

El fiscal Obeid indicó que el accionar está agravado porque el damnificado es menor de edad y convivía con el denunciado, a la vez que estaba bajo su cuidado, ya que la madre estaba en casa de una amiga.

La denuncia fue radicada por una mujer en julio de 2019, quien se hizo cargo provisoriamente del menor tras una orden del Juzgado de Violencia Familiar y de Género 2, ya que éste sufría episodios de violencia física y psicológica por parte de su madre y del acusado.