Creció el consumo de GNC y cayó el de las naftas

Entre enero y agosto los despachos de ese combustible aumentaron un 1,2%.Mientras que la venta de súper y premium disminuyó un 2,1% en octubre.

A medida que la crisis económica se vuelve más profunda en el país, los sectores relacionados con alternativas que sirven para afrontar esa coyuntura empiezan a crecer. Funciona así, por ejemplo, con las denominadas segundas o terceras marcas de los productos de la canasta básica y ocurre con el GNC.

Mientras que la venta de nafta sigue retrocediendo en el país, el uso de gas natural comprimido en los vehículos aumenta.

En Salta, los despachos de GNC crecieron un 4,9% interanual en agosto, según el último reporte del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas). Y en el acumulado de los primeros ocho meses del año el crecimiento del consumo fue del 1,2%.

En tanto, en las estaciones de servicio locales la comercialización de naftas siguen en picada. De acuerdo a los datos de la Secretaría de Energía de la Nación, en la capital salteña la venta de súper tuvo una caída interanual del 3% en octubre y la premium registró un incremento del 1,8%, pero si se suman los dos combustibles la merma fue del 2,1% en el mismo mes.

Conversiones

Que aumente el consumo de GNC en las estaciones no significa que se incremente al mismo ritmo la cantidad de autos o camionetas convertidas para el uso de ese combustible. De hecho la cantidad de conversiones disminuyeron en relación al año pasado en Salta.

Entre enero y noviembre de este año a 4.090 vehículos le instalaron equipos de gas comprimido en la provincia, son 123 menos que en el mismo período de 2018. En porcentaje significa una retracción del 3%.

A nivel nacional la tendencia de conversiones es al revés: en los últimos 11 meses se convirtieron 149.537 vehículos en el país, que representa un crecimiento interanual del 13,6%.

Para explicar la merma en las conversiones no hay que ir más lejos que recurrir al impacto de la inflación sobre la retracción de los ingresos económicos del sector de la población que busca abaratar costos con el GNC. En la actualidad, un equipo de gas de «quinta generación», con capacidad de 10m3, que se utilizan para los vehículos modernos, cuesta $45.000 en la ciudad de Salta. Sale $8.000 más que hace un año. Si bien el precio subió por debajo del índice de inflación general del Indec durante el mismo período, las prioridades cambian a la hora de invertir $45.000 en un auto.

A pesar de esos valores, la conversión sigue siendo redituable a largo plazo. Por ejemplo, un vehículo con GNC que recorre unos 30 kilómetros por día se ahorrará en un año, con los precios actuales de la nafta, cerca de $38.000. El ahorro en combustible es del 57%.