A la adolescente wichi la golpearon hasta matarla

Fuentes periciales indicaron que el cuerpo estaba en estado de descomposición.La menor de 14 años había sido reportada como desaparecida; hay dos detenidos.

Un menor wichi de 14 años, quien había sido reportada como desaparecida por integrantes de su grupo familiar, apareció el domingo por la tarde, cerca de las 19, sin vida. El cuerpo de la joven estaba en avanzado estado de descomposición, ubicado a un kilómetro aproximado de Misión La Cortada, en la comunidad de Coronel Juan Solá, en el Chaco salteño. Tras el aberrante hallazgo, y luego de determinar que el cuerpo presentaba signos de haber sido violentado, intervino la Fiscalía Penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas del norte provincial, a cargo del doctor Gonzalo Vega.

Desde el viernes pasado que la adolescente wichi era buscada por integrantes de su comunidad. En medio de la búsqueda, familiares y amigos tuvieron que enfrentar el peor final. El cuerpo de la adolescente wichi se encontraba golpeado y en descomposición, esto último impidió que al menos hasta el cierre de esta edición se pudiera determinar si la víctima fue objeto de abuso sexual. Lo que sí se confirmó tras la autopsia preliminar fueron los golpes que tenía el rostro y otras parte del cuerpo de la víctima.

Con el correr de las horas del domingo por la tarde, fueron llegando y pasando por la escena del macabro hallazgo personas de las fuerzas de seguridad: personal policial de la dependencia más cercana, el grupo GAP, personal de Criminalística, al igual que el médico forense de Orán. Desde la Fiscalía interviniente también solicitaron la presencia de los Bomberos para trasladar el cuerpo de la menor a la morgue de San Ramón de la Nueva Orán, donde le realizaron la autopsia. Según fuentes de la investigación, la menor fue identificada como Esmeralda López (14).

Las hipótesis

Minutos después del hallazgo del cuerpo, policías y grupos investigativos abrieron un minucioso trabajo para tratar de determinar y ubicar a los posibles sospechosos. Según uno de los investigadores, se trata de las personas que vieron y estuvieron la última vez con la menor wichi, quien entre los golpes que presentaba en la zona facial, uno parecía ser un golpe de puño en la zona de la boca.

Una de las hipótesis que se desprendió tras las investigaciones fue que un grupo de jóvenes, entre menores y mayores, habría estado consumiendo alcohol, dos de ellos intentaron abusar de la menor, esta se defendió y fue atacada salvajemente por quienes ahora están sindicados como presuntos asesinos de la menor. Según la información suministrada por una fuente cercana a la investigación, el cruento crimen habría ocurrido entre el jueves por la noche y el viernes último, el estado del cuerpo hace suponer que al menos 48 horas pasaron del ataque.

Otra de las hipótesis que manejaban los investigadores, quienes no descartan ninguna, es que la joven mantuvo una discusión por algún motivo con alguno de los jóvenes implicados, y estos la golpearon hasta quitarle la vida. Lo que sí parece estar acreditado que tanto la víctima como sus victimarios habían estado tomando alcohol, y aún no se confirma si consumieron alguna otra sustancia.

En el lugar se levantaron numerosos indicios y a partir de testimonios recogidos se logró la aprehensión de dos personas, que fueron las últimas que vieron con vida a la menor y se solicitó al Juzgado de Garantías de turno su detención.

Con una gran zona rural y unos 4.000 habitantes, el pueblo de Morillo, sobre la ruta nacional 81, atraviesa hace un tiempo largo un incremento cada vez más alarmante de drogas y alcohol, y como consecuencia de esto último también de la inseguridad. Según pobladores de esa zona, en algún momento los jóvenes y adolescentes inhalaban nafta para drogarse.