Cataluña: Los enfrentamientos entre policías y manifestantes dejaron más de 400 heridos

Las urnas abrieron a las 9 (hora local, 7 GMT) para votar en una consulta suspendida por la Justicia. Los Mossos d’Esquadra no desalojaron los centros de votación, mientras la policía española intervino y secuestró urnas en varios colegios

La votación del Referéndum de Cataluña comenzó con serios incidentes que ya elevaron, al menos, a 337 la cifra de heridos durante la represión de la Guardia Civil en Barcelona y varias ciudades de España.

Los colegios de Cataluña permanecen repletos de personas que intentan votar el referéndum independentista, considerado ilegal por la Justicia. La Policía ingresó por la fuerza y derrumbó el sistema informático del gobierno regional y secuestró urnas.

Por orden judicial se bloqueó el acceso a Internet en todos los edificios asignados a la elección, impidiendo el acceso al censo. De esta manera no hay información si el ciudadano llegó a la mesa a sufragar.

El gobierno de Carles Puigdemont había anunciado a primera hora de la mañana que estaría permitido votar en cualquier colegio electoral, para eludir el operativo policial que desalojó los centros electorales.

El mismo Presidente regional votó en un pueblo distinto a donde se lo esperaba. Es que la Guardia Civil irrumpió por la fuerza en el colegio donde estaba registrado.

La votación se da en medio de los incidentes mientras el pueblo de Cataluña vota para convertirse en un estado independiente, en forma de república.