Policía podría quedar tuerto tras recibir un hondazo.

El sargento ayudante fue golpeado cuando tomaba intervención en una disputa de grupos antagónicos en el asentamiento Nueva Esperanza. Por la gravedad de las lesiones del policía, fue derivado desde Orán a Salta Capital.

Todo comenzó cuando la comisaría Nº 23 de Colonia Santa Rosa, cuando recibía el alerta de vecinos sobre un enfrentamiento entre dos grupos de jóvenes sobre calle Mitre del asentamiento Nueva Esperanza en la Colonia de Santa Rosa.

Una comisión de efectivos arribó al lugar para restablecer orden. Al llegar fueron agredidos por todos los jóvenes que se unieron para atacarlos.

 Uno de los chicos, armado con una honda, comenzó a agredir a los oficiales y uno de ellos cayó al piso herido. “Recibió un hondazo en su ojo derecho”, señaló un testigo del hecho. Por lo que fue derivado al hospital de Orán, donde se evaluó que podría perder el ojo y se decidió trasladarlo a nuestra ciudad, precisamente al Hospital San Bernardo.