14 años de prisión por someter y violar a su propia hija

rejas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El imputado, conocido como “Michi”, abusó de la niña desde los 8 a los 13 años. Además, tenía denuncias por violencia familiar y estaba excluido del hogar.

Una adolescente salteña vivió cinco años de horror a causa de que su padre abusó de ella desde los 8 hasta los 13 años. Recién a los 14 se animó a contárselo a su madre luego de intentar quitarse la vida en más de una oportunidad. Era el año 2012.
La madre radicó la denuncia de inmediato y la Justicia logró demostrar que el hombre la ataba con un cable y la violaba dentro de la casa familiar, en el Barrio San Alfonso. “Michi”, como se lo conoce, registraba además denuncias por violencia familiar, por lo que se lo había excluido del hogar.
Ayer, finalmente la Justicia condenó a 14 años de prisión al padre por el delito de abuso sexual con penetración agravado por el vínculo. El Tribunal de Juicio valoró a lo largo de las audiencias el daño psicológico que produjo en la víctima y dispuso que prosiga en la Unidad Carcelaria local.